¿Cuántas cartas hay en la baraja española? - -

¿Cuántas cartas hay en la baraja española?

Cuando se tiene una baraja de cartas, uno nunca se aburrirá debido a la infinita cantidad de juegos disponibles para uno, dos, tres, cuatro jugadores o más. Los juegos de cartas incluso están presentes en los casinos, como el eternamente popular blackjack.

Sin embargo, no todas las barajas son iguales, y en el mundo existen diferencias entre cada una de ellas.

A continuación, explicamos brevemente la baraja española y en qué se diferencia con las demás versiones.

Spanish Deck Article - -

¿Qué es la baraja española?

La baraja española es un conjunto de cartas distinto e independiente de las barajas estándar que se utilizan para juegos como el póker. La versión española guarda similitudes con barajas de otras regiones, como por ejemplo la italiana.

La baraja normal que se utiliza en los casinos contiene los números del 2 al 10, más una jota, una reina, un rey y un as. Esto da un total de 52 cartas por baraja (sin contar los comodines).

La baraja española es mucho más pequeña y solamente se compone de 40 cartas. Estas incluyen:

  • Cartas numeradas del 1 al 7
  • Un escudero o paje (equivalente a la sota)
  • Un caballo
  • Un rey

En la baraja española tradicional no aparecen cartas numeradas con el 8 o el 9, ni reinas, ya que esta baraja no incluye personajes femeninos.

Palos de las cartas españolas

Los palos de las cartas también son diferentes en la baraja española. Hay cuatro palos, la misma cantidad de palos que se utilizan para jugar el póker o el blackjack.

Sin embargo, los palos son completamente diferentes. La baraja española incluye copas, monedas de oro, espadas y bastos. En el caso de los bastos, estos son diferentes a los de las demás barajas, ya que en la baraja española se representan como un tipo de garrote que podría ser usado por un hombre de las cavernas para golpear a alguien en la cabeza.

Los palos se crearon supuestamente para representar las clases sociales en la época medieval. Las copas representaban a la iglesia, presumiblemente como un tipo de cáliz. Las espadas eran para los militares, las monedas para los comerciantes y, quizás lo más interesante de todo, ¡los bastos representaban a los campesinos!

Variaciones de la baraja española

Las cartas o naipes existen desde hace siglos y se remontan hasta la antigüedad. En el caso de la baraja española, esta se desarrolló cuando los naipes llegaron a occidente proveniente de China.

Al arribar, muchos países produjeron su propia versión de los naipes, entre ellos Francia, Alemania e Italia, además de España, siendo la baraja francesa la variante más utilizada en los casinos y en los torneos de cartas.

El cómo evolucionó la baraja española resulta un poco inusual, ya que el país no tiene una sola baraja. Existen diferentes variantes que han ido entrando y saliendo de uso a lo largo del tiempo.

Algunas de las variantes y patrones de naipes españoles más comunes han sido:

  • Patrón Castellano: es la variante más común y disponible en barajas estándar de 40 o 50 cartas. En esta última se vuelven a añadir las cartas 8 y 9, más dos comodines.
  • Patrón Nacional Española
  • Patrón Cádiz
  • Patrón Catalán Español Moderno
  • Patrón Placentina
  • Patrón Romano
  • Patrón Madrileño
  • Patrón Napolitano
  • Patrón Sardo

En la actualidad, algunas de estas variantes de la baraja estándar española se siguen utilizando en las regiones hispanohablantes.